Dirección de Innovación y Transferencia Tecnológica

Con gran éxito culminó ciclo de talleres de CATI Valparaíso

3/12/2021

El espacio, que busca interiorizar a la comunidad con el mundo de la propiedad intelectual, volverá el próximo 2022.

Con la exposición “Marco de Protección del Secreto Empresarial”, que estuvo a cargo del Coordinador de la Dirección de Innovación y Transferencia Tecnológica de la Universidad de Valparaíso, Cristian Oyanedel, y del abogado de la misma unidad, Aníbal Pérez, concluyó el ciclo de talleres 2021 de CATI Valparaíso.

Temas tan diversos como: Vigilancia Tecnológica, Modelos de Utilidad, Patentes o los Beneficios de Registrar una Marca, fueron sólo algunos de los talleres desarrollados por CATI Valparaíso, programa internacional perteneciente a la Organización Mundial de Propiedad Intelectual (OMPI) con su base en Chile en el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INAPI), y que tiene como uno de sus propósitos facilitar el acceso a las y los innovadores de los países en desarrollo a los servicios locales de información sobre tecnología, contribuyendo a que exploten su potencial con el fin de generar ideas, protegerlas y gestionar sus derechos de propiedad intelectual (PI).

En la Región de Valparaíso, el Centro de Apoyo a la Tecnología y la Innovación (CATI), está conformado por gestores tecnológicos pertenecientes a la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV), la Universidad Técnica Federico Santa María (USM), y la Universidad de Valparaíso (UV), quienes se refirieron a lo que fue este año y los desafíos que se han impuesto para el próximo 2022.

“Creo que como CATI durante este 2021, hemos podido desarrollar un trabajo que nos ha permitido cumplir nuestros objetivos de trabajo a pesar de las dificultades que nos ha puesto a todos, la pandemia. Pudimos desarrollar el ciclo de talleres formativos a la comunidad, lo que, al realizarlo de manera on line, nos permitió llegar a muchas personas de Chile y otros países, además de participar de distintas actividades y poder apoyar a emprendedores de la región y, por supuesto, continuar capacitándonos como gestores CATI, para prestar un mejor servicio”, aseguró Macarena Rosenkranz, coordinadora de Propiedad Intelectual de la Oficina de Transferencia y Licenciamiento de la Vicerrectoría de Investigación y Estudios Avanzados de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

En tanto, el coordinador de la Dirección de Innovación y Transferencia Tecnológica de la Universidad de Valparaíso (DITEC UV), Cristian Oyanedel, destacó la importancia de este tipo de talleres, pues “es básico para avanzar en una estrategia competitiva que incorpore la innovación en el centro de la propuesta de valor de los proyectos que la gente desarrolla o que está planificando iniciar”.

Además, el Coordinador de la DITEC UV, celebró que el contenido quede a disposición de todos en las distintas plataformas de CATI. “Me pareció muy útil para los distintos actores del ecosistema de Innovación, desde el punto de vista operativo, al dejar las charlas con el contenido disponibles para el público en general, creo que pudimos incrementar nuestra base de audiencia y aportar a un mayor número de usuarios”.

Por su parte, Carlos Vera, gerente de la Oficina de Transferencia Tecnológica y Licenciamiento de la Universidad Técnica Federico Santa María, comentó que “se cumplieron los objetivos de este año, el cual fue seguir impulsando la innovación y el emprendimiento a través de los talleres impartidos, los cuales han tenido una muy buena cabida en la comunidad”.

DESAFÍOS PARA EL 2022

Respecto de los desafíos, Vera señaló que, “según mi punto de vista, deberíamos incorporar o reforzar las temáticas que son de interés de la región, por ejemplo, lo que corresponde a industrias creativas. Además, ver cómo avanza la pandemia para poder volver a realizar los talleres de forma presencial”.

En la misma línea, Macarena Rosenkranz, agregó que dentro de los desafíos para el próximo año estaría “poder ampliar el número de usuarios atendidos, que nos sigan conociendo y, también, aumentar nuestra cartera de servicios ofrecidos, para así prestar una asesoría que implique un mejor y mayor apoyo a nuestros destinatarios”.

Con respecto a incrementar el número de usuarios, señaló Cristián Oyanedel sostuvo que “también es un desafío generar contenidos especializados y disponer de un mayor espacio para la interacción con los usuarios de los espacios CATI, además de retomar las actividades presenciales, y complementar el espacio virtual, que creo se ha ganado un lugar en el sistema de los emprendedores innovadores”,

Para revisar las distintas exposiciones, puedes hacerlo aquí.